8 claves para diseñar una tienda online perfecta - digitalDot

8 claves para diseñar una tienda online perfecta

Diseño tienda online perfecto. digitalDot

Seguro que si eres un asiduo comprador por internet estás acostumbrado a ver muchas tiendas online y habrás notado que todas tienen cosas en común. ¿Tienes claro cuáles son?

Nosotros desentrañamos el misterio por ti y de paso, si lo que estás pensando es en tener una tienda online, te daremos algunos puntos que deberás tener en cuenta para conseguir diseñar una tienda online perfecta.

Evidentemente, son muchos los factores que influyen a la hora de tener un buen ecommerce, pero los puntos que leerás a continuación son algunos de los que no puedes olvidar

1. Branding como prioridad

A la gente le gusta comprar a marcas que ya estén establecidas, cualquier otra puede generar desconfianza. Para conseguir «branding», tienes que trabajártelo.

¿No te has encontrado nunca una oferta maravillosa en una web con un diseño bastante dudoso? Tu primer instinto siempre va a ser pensar que te quieren robar tus datos bancarios, y eso es lo que debes intentar evitar: que los usuarios que lleguen a tu tienda duden de ti.

Piensa que el branding de tu web es como el ADN de tu comercio: no es solo quién eres como negocio, tu personalidad, principios o cómo te diferencias del resto de competidores. El branding es la generación de confianza con tus potenciales clientes. Una vez que tengas claro que debes transmitir confianza, trata de plasmarlo en el diseño

2. Sencillez

Una de las reglas más importantes en el diseño de un ecommerce es mantener en todo momento la facilidad de navegación del usuario, la intuitividad. No dejes que la atención del cliente se desvíe del producto. A veces, menos es más ;), y tu afán de decorar puede acabar con tu propósito principal: cerrar la venta.

3. Piensa como tu cliente

Si quieres conectar con tu público tienes que meterte en su piel. Lo que un usuario necesita, cuando accede a una web, se puede resumir en: facilidad para navegar, diseño atractivo y un proceso de compra directo y sin rodeos. Si quieres tener éxito es imprescindible cumplir estos requisitos. Pregúntate a ti mismo: ¿Cómo puedo organizar los productos de forma que tenga sentido para el cliente? ¿Cómo puedo simplificar el aspecto del checkout? ¿Es comprensible la información que pretendo transmitir?

4. Usa el color a tu favor

No dejes algo tan poderoso al azar, o no uses directamente tu color favorito porque puede ser una elección sabia o el mayor de los desastres. Investiga sobre la psicología del color antes de tomar decisiones importantes. Habrás notado que cuando una web ofrece un servicio serio utilizan el azul oscuro, o que cuando se pretende inspirar urgencia en pulsar un botón muchas veces se usa el rojo. No es casualidad, numerosos estudios han demostrado que las conversiones incrementan un 34% con algo tan simple como un botón rojo. Esto se debe a la sensación de urgencia que conseguimos crear.

5. Carrito siempre a la vista

No dudes en recordar a tus clientes que su carrito está lleno y listo para pagar poniéndolo en un sitio visible (suele ser en la parte superior derecha). Como puedes intuir, no hay elemento más importante en un ecommerce. El simple hecho de estar visible asegura una mayor tasa de conversión.

¡Pero no confundas a nadie con tu vanguardismo! Si utilizas un icono que se aleje de un carrito, cesta o bolsa de compra nadie sabrá qué pretendes con tu diseño. Además utiliza un color que contraste con el fondo, tampoco queremos que se camufle.

6. Página de producto

Con los años que llevan en nuestra sociedad las tiendas online ha habido tiempo de sobra para que, mediante una especie de selección natural, surja el layout perfecto. Si algo funciona, ¿por qué cambiarlo?

Ejemplo de layout de productos

7. Imágenes grandes

Si por cualquier propietario de ecommerce fuera, posiblemente las imágenes siempre serían gigantes y con una resolución asombrosa, pero nos encontramos con problemas en el tiempo de carga de la web. Es por eso que lo más recomendable es partir de buenas fotos de producto elaboradas por un profesional, hacer varias por cada uno de los productos desde diferentes ángulos y finalmente comprimirlas y optimizarlas para que no ocupen su tamaño original.

Este último es un paso delicado ya que marca la diferencia entre una gran foto y un gran borrón pixelado. Una foto de baja calidad se iguala en la mente del consumidor a un producto de baja calidad.

Existen, además, opciones bastante buenas como la posibilidad de hacer zoom en las imágenes para comprobar la textura de los materiales, las vistas 360º o vídeos explicativos y demostrativos. La clave siempre va a ser que la experiencia del usuario se asemeje a tener el producto en sus propias manos.

Recuerda, que puedes subir imágenes en formato webP para que no pierdan calidad y no ralenticen la web. Si quieres saber más sobre cómo incluirlas en una tienda online, lee el siguiente artículo: Imágenes webP para tiendas online con Prestashop.

8. Testimonios y Reviews

Las reviews son clave en cualquier ecommerce porque avalan la veracidad y calidad de nuestros productos. Asegúrate de que tienen un lugar protagonista en el layout de tu página que nadie se pueda perder cuando visiten un producto. Es también recomendable que haya una sección de valoraciones en tu página principal.

¿Necesitas ayuda con tu tienda online? En digitalDot somos expertos en diseño web. Juntos podremos hacer de tu negocio un éxito.

Diseño de tiendas online. digitalDot

OTRAS NOTICIAS SOBRE Prestashop