Aumentar la tasa de conversión de tienda online - digitalDot

¿Cómo aumentar la tasa de conversión de una tienda online?

Tasa de conversión en ecommerce. digitalDot

¿Tienes una tienda online? Pues seguro que uno de los datos que más te preocupa es la tasa de conversión. En digitalDot te vamos a contar algunos trucos que puedes utilizar para mejorarla y conseguir que tu ecommerce sea rentable. ¡Atento!

¿Qué es la tasa de conversión?

La tasa de conversión es el porcentaje de visitantes que llegan a tu tienda y que se convierten en compradores. Si bien es cierto que en un negocio online es más difícil cerrar la venta que en uno físico, hay ciertos aspectos que puedes optimizar en tu web para aumentar dicha tasa.

Según los últimos datos, la tasa de conversión media de las tiendas online españolas es del 1,11%. Es decir, necesitas una media de 100 visitas para cerrar una sola venta. ¡Pero que estos números no te desanimen! Con esfuerzo y saber hacer puedes destacar sobre el resto.

La tasa de conversión media de las #tiendasonline españolas es del 1,11%. Es decir, necesitas una media de 100 visitas para cerrar una sola venta. Clic para tuitear

Cuando se trata de una tienda física se tiene muy claro que se debe crear un espacio «agradable» para el cliente potencial; se presta atención a la decoración, iluminación e incluso se utilizan perfumes para crear un entorno perfecto en donde el cliente se sienta cómodo y termine comprando.

Pues bien, en una tienda online también necesitas hacer lo mismo, es decir, persuadir, enamorar a tu visitante a través, entre otras cosas, del diseño web. La experiencia de usuario es uno de los factores clave para mejorar la tasa de conversión.

Si cuentas con un buen diseñador web éste elaborará una interfaz atractiva y práctica (UI, User Interface) que mejorará la experiencia de usuario (UX, User Experience).

Ante la inmensa cantidad de ecommerces que ofrecen algo parecido al tuyo has de diferenciarte ofreciendo una web seductora y útil.

No existe una fórmula mágica para aumentar la tasa de conversión de un negocio online, pero a través de un buen diseño web, es más fácil que aumente la posibilidad de que el visitante finalice una compra.

Para garantizar una buena experiencia de usuario es imprescindible que tu tienda online sea responsive, es decir, que responda bien a ser utilizada en diferentes dispositivos.

Hay que tener en cuenta que la resolución de un monitor de escritorio es muy diferente a la de un smartphone o una tablet. Tu negocio ha de mostrarse correctamente y ser plenamente funcional en todos ellos y más sabiendo que la media de compras realizadas en un ordenador de escritorio ha bajado en los últimos años en favor de las compras realizadas en móvil.

Por otro lado, Google penaliza el posicionamiento de las páginas que no sean responsive, ¡así que, cuidado con esto!

¿Quieres conocer buenas prácticas en el diseño de eCommerce? Simplemente piensa en él como si fuera una tienda física.

5 prácticas para mejorar la tasa de conversión de tu tienda online

1- Velocidad. ¿No odias cuando una tienda está repleta de gente y cuesta hasta entrar? Algo parecido pasa en los negocios online. Al entrar a cualquier página web, y en especial un ecommerce, todo el mundo espera una velocidad de carga veloz y, prácticamente, instantánea. Todos tendemos a cansarnos rápidamente cuando una web no responde como nosotros esperamos y si un visitante se exaspera y abandona la página nunca se cerrará la compra. Optimiza al máximo la velocidad de carga de tu tienda online para evitar perder esas oportunidades de venta e impedir que aumente la tasa de rebote.

2- Guía a tu visitante. Imagina que entras a un comercio y está todo repleto de elementos que distraen tu atención: alfombras de todo tipo, cuadros y espejos en cada esquina, lámparas de araña por las que casi hay que agacharse para pasar… Puede ser toda una experiencia, pero no es práctico para el visitante porque se «perderá» ante tantos estímulos y puede que no llegue a encontrar lo que estaba buscando.

A veces, como dueño de un ecommerce, puedes sentirte Miguel Ángel y querer decorar hasta el último rincón de tu página. Error. Los visitantes valoran mejor el diseño flat, es decir, sin artificios y sencillo. Recuerda que la genialidad del diseño no radica en la cantidad de elementos, sino en que habiendo pocos no eches nada de menos.

Diseño de ecommerce. digitalDot

3- Más imágenes. Tener un ecommerce con fotos de producto en baja resolución es como si todos los visitantes fueran un miope que se ha dejado las gafas en casa. ¿Te imaginas estar comprando y que la ropa que tienes en la mano estuviera pixelada o borrosa? Pues así se siente un cliente potencial cuando no dotas a tu página de material gráfico de calidad. Ten en cuenta que esas fotos son lo único con lo que el cliente se puede hacer una idea de cómo sería el producto en sus manos, por lo que aportar a su imaginación de más datos va a hacer que conozca mejor el producto y, por tanto, de adquirirlo.

4- Pase por caja. En una tienda física las cajas en donde pagar son fácilmente localizables y, una vez allí, el proceso de adquisición de los productos es muy sencillo porque hay una persona de la tienda encargado de ello. En una tienda online es el propio cliente el que tiene que hacer todo el proceso porque no cuenta con esa ayuda de un dependiente, así que simplifica al máximo el proceso de compra para que no le parezca un engorro en ningún momento, que se sienta seguro ya que va a introducir datos personales y/o bancarios. Recuerda que hasta que no se realiza el pago la venta no existe, y si duda en el proceso de pagar lo vas a perder.

5- Atención al cliente. ¿No te encanta cuando en una tienda te atienden rápido y te informan de todo? Una buena atención al cliente es fundamental, tanto en tiendas físicas como en tiendas online. No dejes al cliente a su suerte. Añade un chat en vivo para que puedan preguntar dudas o un teléfono perfectamente visible para que puedan contactar de forma más directa. No olvides que por mucha tecnología que utilicemos, seguimos siendo personas y nos gusta sentir que tratamos con personas. Haz sentir a tu cliente que detrás de esa pantalla que facilita la compra, existe también un ser humano dispuesto a echarle una mano.

Estas son algunas de las prácticas que puedes poner en marcha. Como ves, un ecommerce no es más que la adaptación a internet de un proceso que lleva existiendo siglos. Desde digitalDot te recomendamos que cuentes con profesionales del diseño de tiendas online para que adapten tu proyecto a una versión realista y eficaz que te aporte resultados.

Diseño de tiendas online. digitalDot

OTRAS NOTICIAS SOBRE Posicionamiento web