Importancia del color para una entidad corporativa

A la hora de plantear la entidad corporativa de una nueva empresa hay muchos aspectos que tener en cuenta: el logotipo, el naming, la fuente tipográfica, etc. Un aspecto al que a veces no se le da mucha importancia, o que algunos clientes proponen únicamente guiados por sus gustos, es la cuestión del color. Prestarle poca atención a este tema es un error, puesto que la elección de color puede condicionar al público al que queremos llegar; además de ser uno de los aspectos más llamativos y evidentes de nuestra marca.


Podemos ver la identificación de color y marca en estos ejemplos: Coca-Cola y el rojo de su fondo. Aunque veamos muchos tipos de rojo, fácilmente identificamos si ese rojo es de Coca-Cola o de Ferrari. En el caso de Facebook, nos ocurre lo mismo, basta con una F junto a su azul identificativo, y ya sabemos de qué empresa se trata. Si estos ejemplos no os convencen os daremos un dato objetivo: el 80% de la percepción que tenemos de una marca se basa en el color.


El color corporativo crea una impresión instantánea en el público. Los colores tienen alma propia, con sólo un vistazo nos generan emociones y sensaciones ayudando a crear un recuerdo de la marca mucho más rápido que el propio naming. Puesto que los colores nos comunican mucha información a través de la comunicación no verbal es importante conocer bien los significados del color, y a quién se va a dirigir nuestro producto.
Como el significado de los colores puede variar, dependiendo de aspectos como el entorno sociocultural, a continuación, vamos a centrarnos en los colores más importantes y su interpretación, atendiendo a nuestra cultura occidental por un motivo principalmente, nuestra empresa, digitaDot, trabaja principalmente para el mercado occidental y esencialmente las empresas para las que trabajamos, se dirigen al público español.

noticia sobre color 2

Inicialmente podemos dividir los colores en fríos y cálidos, tal división ya nos genera emociones. Por un lado los colores fríos (azul, verde, turquesa, violeta...) emiten relajación, sensibilidad. Mientras que los cálidos (rojo, naranja, amarillo...) nos generan emociones más fuertes, de movimiento o incluso agresividad.


Blanco
El color blanco, asociado a los colores fríos, lo relacionamos con la luz y la amplitud. El blanco nos conduce a pensar en bondad, pureza, sinceridad. Emite tranquilidad y seriedad, nos empuja a ideas positivas, nos transporta al infinito. Si nos centramos en la publicidad lo veremos en entidades que pretenden comunicar simplicidad, seriedad y profesionalidad. Se suele utilizar mucho en empresas dedicadas a la salud, o también a la tecnología.


Amarillo
El amarillo, ese color a veces negativo, al menos, en el mundo del teatro, suele transmitirnos alegría, energía, y está relacionado directamente con el sol. El color amarillo estimula nuestra actividad cerebral. En publicidad se utiliza para reclamar la atención del espectador, pero es un color complejo, del que debemos hacer un uso correcto, si no puede resultarnos perturbador.


Naranja
El color naranja, y sus respectivos tonos, lo relacionamos con la actividad, el entusiasmo, la felicidad. Genera en el espectador ánimo y estímulos positivos. Tiene una gran visibilidad, sin ser tan brusco como el rojo. Es otro de los colores que utilizaremos con precaución, ya que puede emitir agresividad, y hasta cierto punto esto puede ser bueno, dependiendo de lo que queramos vender, pero es aconsejable hacer un uso moderado de él. Este color lo vemos en empresas relacionadas con la alimentación o el entretenimiento y dirigido a un público juvenil.


Rojo
El rojo es el color de la sangre, del fuego y del amor. Se suele emplear para indicar prohibiciones, por lo que su uso se hará siempre con precaución a pesar de ser el color más utilizado en publicidad ya que se ha demostrado que da mucha más conversión en el proceso de una compra online.


Verde
La esperanza se viste de verde. Es el color de la naturaleza, de lo ecológico y el medio ambiente. Nos transmite satisfacción y nos relaja. Representa crecimiento, equilibrio. Su uso se extiende a servicios médicos o de salud, hacia productos ecológicos o empresas que respetan el medioambiente o se dedican al aire libre.


Azul
El color azul tranquiliza nuestra mente, nos proporciona frescura y transparencia, así como madurez. Es el color del cielo y del mar, por lo que nos genera sensación de profundidad. Los más claro nos llevan cerca del blanco y a las sensaciones que transmiten este color, los azules más oscuros inducen sensaciones relacionadas con la seriedad y la responsabilidad. Los tonos azul oscuro los veremos en empresas dedicadas a la economía o la tecnología, mientras que los claros, se utilizarán más en productos o industrias relacionadas con la limpieza.


Negro
El color negro, es un color con mucho significado y algunos de ellos contradictorios. Puede transmitirnos seriedad, elegancia, nobleza o prestigio pero, su relación con la ausencia de luz, nos puede provocar miedo al relacionarlo con la oscuridad, el misterio o las tinieblas. Es un color que deberemos saber combinar, para conseguir de él un significado concreto.


¿Imaginas ya de que color va a ser tu página web?, ¿tu logotipo?, cuéntanoslo y nos ponemos manos a la obra.